BELLEZABaños de aceite para el pelo

Baños de aceite para el pelo

Te cuento en qué consiste este ritual tan beneficioso para tu pelo y tu bienestar. Baños de aceite para el cabello. 

Con el cabello seco y sin que necesariamente esté limpio, calentaremos una pequeña cantidad del aceite elegido (a ser posible orgánico y de primera presión en frío) al baño maría. Cuando lo tengas listo, primero desenreda toda la melena, coge una cantidad de aceite en tus manos y aplícalo por todo el cuero cabelludo realizando un masaje consciente. Haciendo ligeras presiones, “despegaremos” el cuero cabelludo del cráneo desplazándolo hacia delante y hacia atrás. Hacia arriba y hacia abajo. Cierra los ojos y disfrútalo, es de lo más reconfortante.

Después, iremos deslizando los dedos bañados en el aceite por cada uno de los mechones hasta “recorrer” todo el pelo. Desde las raíz, hasta las puntas. Puedes dejar el aceite actuar durante toda la noche o durante el tiempo que puedas  (10, 20 minutos; dos horas…) y después, lavarlo con algún champú sin parabenos ni siliconas.

Podrás ver más abajo una serie de fotos que ilustran todo el proceso. ¡Tienes que probarlo!

 Pero Olga, y ¿qué conseguiremos con esto? 

A mi pelo (y a mi ánimo) siempre le ha gustado este ritual. En general se nota el pelo más brillante, suave y con cuerpo.

El aceite que yo os enseño en este post es mi querido Bringadi de Kama Ayurveda; contiene una mezcla de hierbas procesadas en aceite puro de sésamo y leche. Incluye neeli, eclipta alba y grosella para favorecer el crecimiento del cabello y regaliz que actúa como un agente antiséptico. Su olor es intenso y peculiar. Quizás te gusta, quizás no. Ahora lo estoy haciendo con los de henna morena que también te recomiendo muchísimo. Tienen efectos calmantes, suavizan, tonifican y regeneran. 

Y, Olga, ¿con qué frecuencia deberemos hacerlo? 

Siempre que quieras y dependiendo de tu cabello. Si lo notas muy seco, fosco y quebradizo, prueba a hacerlo una vez a la semana. Yo ahora lo hago cuando me apetece. A veces con más frecuencia, a veces con menos. 

 

 

 

Con muchas cosas que contarte y más ganas de contarte cosas.

Comments (4)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll up Drag View